jueves, 18 de diciembre de 2014

Ideas de Regalos Para Tu Hijo Homosexual Que Pueden Cambiarle La Vida



Si usted es como yo, un santo padre de familia, sabrá lo difícil que puede ser comprar un regalo adecuado para cada sus hijos. Pelotas de fútbol para los varones y Barbies para las niñas son comodines que siempre nos salvan. Pero ¿qué se puede hacer con el hijo pagano que ha decidido dar la espalda a Dios y echarse con otros hombres? Orar obviamente. Pero también se le debe comprar algo divertido ¿no es así?



Durante años he aprendido que una de las mejores técnicas es usar la Navidad como una excusa para predicar la palabra a los hijos y devolverlos hacia el camino del Señor. En ocasiones un regalo adecuado, preciso, pensado, puede significar en el largo plazo la diferencia entre una vida eterna en el paraíso adorando a nuestro Señor o en el infierno donde solo se escuchan gemidos de dolor y el chirriar de los dientes por tanto sufrimiento. 

Hoy quiero compartir con ustedes esta valiosa información.


1.- Desodorante Axe. Los estudios han demostrado que la razón principal por la cual algunos chicos se sienten atraídos entre ellos responde a que huelen demasiado parecido a las mujeres. ¡Detenga a su hijo antes de que esto suceda! El desodorante Axe tiene un olor muy masculino que se encargará de matar a esas molestas feromonas.


2.- Un DVD de Bob El Constructor. Todo el mundo sabe que a los hombres nos gusta construir cosas, pero tal vez su hijo homogay nunca ha sido expuesto a la alegría de la construcción y de ahí que sea tan afeminado. Después de obtener este gran regalo, llagará el momento de pasar algún tiempo de calidad con él construyendo un hermoso parrillero y lo mejor de todo es que puede dejar que él haga el trabajo pesado.


3.- Un pasaje aéreo a Las Vegas (Sólo de ida). ¡A los hombres reales les gustan los retos! ¡A los hombres reales les gustan las strippers! ¿Por qué no juntar las dos cosas y enviar a tu hijo a la tierra de Coyote Ugly sólo para ver si encuentra la manera de volver a casa con vida? Si lo logra seguro se habrá convertido en un hombre en el proceso.



4.- Papel higiénico estampado con versículos bíblicos. ¿Alguna vez se ha preguntado por qué razón su hijo homogay ha acumulado rollos de papel higiénico al lado del computador en su habitación? Yo sé que es difícil de admitir, pero tenemos que asumir lo peor. Con el papel higiénico estampado con los versículos de la Biblia, él va a tener que leer sobre Sodoma y Gomorra cada vez que tenga sus sesiones de repugnante masturbación. (Nota importante: Evite versículos relacionados con el amor incondicional y dirija el foco hacia el Levítico para mejores resultados).


5.- Cualquier regalo envuelto en una caja con forma de vagina. En todo el tema de la homogeidad existe un componente psicológico importante. Entonces, ¿por qué no darle un refuerzo positivo acerca de la vagina? La idea es que se sorprenda de encontrar algo que le de mucha alegría y felicidad dentro de una caja con forma de vagina la cuál él abrirá con emoción. Esto se quedará grabado en el subconsciente del chico problemático y poco a poco le ira perdiendo el miedo a las mujeres. Los productos en el interior para potenciar esta experiencia podrían ser miel, cerezas, biblias, o cualquier otra cosa que conecte los sentimientos positivos con la vagina y no con el ano.


6.- Vale de compra por $ 3,000 pesos en Casa Monge ¿Estás tan aburrido como yo de ver a tu hijo homogay volver del shopping con ropa de marca ajustada al cuerpo? ¡Debes hacer que se vista como hombre de verdad! Las remeras holgadas, las camisas escocesas  y los pantalones deportivos son ropa de hombre y son moda también. Asegúrese de que gasta todo su dinero en Casa Monge informándole que no tendrá otras oportunidades de compra en el resto del año. 


7.- Una copia de "¡Ayúdame Señor, el diablo me quiere gordo!" Para aquellos padres que deben lidiar con los pequeños cretinos más gruesos. Este libro le dará la bendición de la pérdida de peso. Con este libro santo, su hijo aprenderá lo que es vivir en el Señor, perder peso, y comenzar a atraer mujeres de una vez por todas.


8.- Libro oficial con las reglas de fútbol. ¿Sabe su hijo "delicado" lo que significa marcar al hombre? ¿O el piensa que eso es lo que sucede bajo su acolchado estampado con mariposas y rosas? ¿Cómo puede esperar tener una conversación masculina con él si no sabe nada de football? Ponga a su hijo en sintonía hablando sobre goles, tiros libres, penales, estadísticas y vaselinas. ¡Ya me estoy emocionando!


9.- Un año sin pisar la cocina. ¿Por casualidad has notado que tu hijo se encarga de la cena más que tu esposa? ¿Además lo hace mejor? ¡Eso va contra la naturaleza santa de Dios! Claro, su hijo puede decir que le "gusta cocinar", pero todos sabemos que la cocina es el primer paso hacia el sexo anal. Además a tu esposa también le encantará volver a sus tareas domésticas.



10.- Una lámina iluminada por LEDs del Infierno de Dante. Si no puede convencer a su hijo hablándole con cariño y franqueza de que la homosexualidad es un pecado, tal vez una ilustración de los anillos del infierno puedan hacer el trabajo. 

En la imagen se debe poder apreciar con claridad la pena y el dolor de los pecadores a través de los siglos. Un importante golpe de efecto: coloque un sticker rojo con la leyenda "usted está aquí" justo al lado del mismísimo Judas. 

Después de que vea completo el DVD de Bob El Constructor podrá también fabricar un marco en caoba y colgarlo en su dormitorio justo encima de su santuario impío de pornografía y dolor rectal.

1 comentario:

Clara Polo dijo...

Este post me da sarna. Soy heterosexual, pero leyendo esto me dan ganas de ser lesbiana. Gay se nace. Bisexual se nace. Heterosexual se nace. No podes cambiarlo con "regalos". Aparte, no creo que se consigan cajas con forma de vagina en algún lugar 👌✌

Divertirse es un pecado. La ciencia lo confirma.

La ciencia lo confirma: la diversión es una forma de anestesia auto administrada, ya que permite a una persona generar endorfinas en...