jueves, 30 de octubre de 2014

Halloween, una fiesta para satanistas y violadores

Cada noche del 31 de octubre se celebra en casi todo el mundo la llamada fiesta de Halloween. Ya años anteriores hemos mencionado algunos peligros de celebrar esta fiesta pagana, pero quisiera que nos preguntemos, ¿sabemos qué significa Halloween? ¿Sabemos lo que ocurre en esa fecha?

Esta festividad parece ser un juego de niños, inofensivo. ¿Lo es en realidad? ¿Dejarías a tu niño salir solo esa noche? ¿Le permitirías comer los caramelos y golosinas que le diera un extraño? Hermano, no nos engañemos, Halloween no es una fiesta tan inofensiva. 
Los violadores esperan en la oscuridad simulando regalar golosinas y aprovechando la oportunidad de esconder su rostro sin llamar la atención
ORIGEN

El origen de Halloween se remonta a un festival religioso de origen pagano donde se alababa a satanas, celebrado por los infames Celtas antes del Cristianismo. En sus absurdas creencias, ellos pensaban que en la noche del 31 de Octubre el "Dios" Samhain (satanas en arameo antiguo) liberaba a los espíritus de los muertos, haciendo que fueran de casa en casa a visitar a los parientes. Si éstos no les presentaban ofrendas (caramelos baratos), eran hechizados y castigados por los espíritus. 
Más tarde, los sacerdotes de este dios eran los que recogían las ofrendas y si eran satisfactorias, les dejaban una luz, o linterna en la puerta que llamaban la "Jack-o-Lantern". Durante estas fiestas sacrificaban muchas personas al dios Celta por medio del fuego, y de acuerdo a la forma en que resultaban quemadas, pronosticaban la buena... o la mala suerte.

Con la llegada del Cristianismo, todas estas fiestas paganas de muerte y destrucción fueron abolidas. Los primeros cristianos y la misma Iglesia, hicieron frente a estas celebraciones, aunque lamentablemente subsistieron en las montañas del norte de Escocia.

Desde el siglo VII, el Papa Bonifacio IV trasladó la fiesta de todos los santos para el primero de Noviembre, con la idea de cristianizar aquella tradición y darle un sentido de luz a aquella fiesta satánica. En este día se celebran a todos aquellos, que desde los primeros días del Cristianismo dieron su vida por proclamar que JESÚS es el SEÑOR y no ningún otro. Este es un día para meditar en que nosotros no somos diferentes de aquellos, y tenemos la obligación de proclamar el SEÑORÍO de JESÚS sobre toda la creación.

Pero con la llegada de los emigrantes ingleses descendientes de los Celtas a los Estados Unidos, a comienzos del Siglo XV, se introdujeron esas costumbres paganas en este país, y fueron duramente reprimidas por los primeros padres de la nación. No fue sino hasta el siglo pasado, cuando ciertos comerciantes de la ciudad de Nueva York idearon reavivar la antigua tradición pagana, con el fin de incrementar sus ventas en esta época del año sin pensar en las terribles consecuencias que esto podría tener.

No es sorpresa que los gatos estén muy vinculados a esta fiesta satánica
SIGNIFICADO ACTUAL

Esta festividad ha estado ligada desde sus albores en la Edad Media, con la brujería y el satanismo. Actualmente confrontamos en este país una intensa actividad satánica, con templos y con sacerdotes que se presentan en espectáculos nacionales y en cadenas de televisión (por ejemplo Juana Clara en VTV), los cuales son amparados por la temida "libertad de culto" de nuestra constitución, y llevan toda una secuela de asesinatos y rituales que hemos visto con horror en los noticieros.

Halloween no es una fiesta inocente. El año pasado una cadena nacional de EE.UU. dio la noticia, de que estaba prohibido adoptar gatos negros durante el mes de octubre en los albergues de animales, debido al alto porcentaje de reclamaciones para presuntos sacrificios durante este mes.

Los símbolos de Halloween son símbolos de muerte y de horror. El ambiente que rodea esta fiesta es de temor. Este día grandes contingentes de policías tienen que patrullar las calles, mientras escuchamos las restantes semanas noticias de terribles dramas ocurridos este día. No olvidemos que es el día preferido de los violadores para hacer sus fechorias al amaparo de la oscuridad, ofreciendo golosinas a los niños que no temen aceptarlas.

Las iglesias satánicas celebran grandes cultos de sacrificios ese día, ya que es la fiesta más grande e importante de todo el año para ellos, incluso por detrás de la de Iemanja. Inclusive por televisión y radio, conocidos "astrólogos" hablan de la fecha. 
Umbandistas bajan a la playas para hacer sus ritos de sangre

Hermanos, esto no es de DIOS. El mismo nombre original del día ha cambiado de "All Hallows Eve" (Víspera de todos los Santos) a "Halloween", un nombre de terror. 
En las esculeas públicas, supuestamente laicas, donde no se permite orar ni darle sentido cristiano a la Navidad, que es una fiesta verdaderamente Cristiana de amor, sí se celebra Halloween con gran publicidad y entusiasmo. ¿No te hace esto pensar?
 
Escuchemos la voz del profeta guiado por DIOS: "No adoptes las malas costumbres de la tierra donde llegues." En 2 Reyes 17,15 dice: "Fueron tras dioses vanos y se volvieron vanos ellos mismos."

Es cierto que hay excusas. Siempre hay excusas. "A los niños le gusta pero ellos no entienden." Es nuestra obligación delante de DIOS, como cristianos, enseñar a nuestros hijos desde temprano a no participar de la maldición y la maldad y a no comprometer la Palabra de DIOS.

martes, 21 de octubre de 2014

Por qué votar SI a la baja de la edad de imputabilidad



Amigos hoy nos encontramos bajo la amenaza de los delincuentes como nunca antes había sucedido en este país. Mientras que usted está  cómodamente instalado en su casa, tal vez descansando después del trabajo o preparandose para salir a correr por la rambla, los niños de los asentamientos están planenado disturbios,  robos y asesinatos.

El joven delincuente es como una mamba negra al acecho, esperando pacientemente la oportunidad de acercarse sigilosamente y lanzarse sobre el cuerpo de alguna dama para robar su bolso, lastimarla y por qué no, dejarla embarazada y confundida.

Estoy sumamente aterrorizado por estos jóvenes sin rumbo, pero quiero dejar claro que no se trata de discriminación. En definitiva usted también debe sentir lo mismo.

El Frente Amplio de Uruguay viene alimentado a esta gente  hace años por lo que sus músculos fuertes y trabajados son consecuencia directa de los carnets de asistencia social del MIDES, los aparatos de musculación gratuitos instalados por la intendencia en la rambla y los planes de ejercicios ofrecidos en la cárcel de forma gratuita.

La mayoría de estos "menores" miden más de 1,80 de altura y sus músculos cincelados están a la espera de poder samarrear a una mujer  frágil sólo por diversión sin dejar de golpear a su esposo con la mano libre en caso de que este intente ayudarla.

Hace sólo 10 años la realidad era muy diferente. Le rogaron al presidente Vázquez una oportunidad para no ser segregados. Él escuchó sus súplicas y les permitió unirse a nuestra sociedad. A pesar de esta gentileza, la amenaza de los menores delincuentes sólo se agravó. De hecho, estas personas no buscan otra cosa que robar lo que usted ganó con esfuerzo y matarlo en el proceso si es necesario.

Hace unos pocos años, incluso se las arreglaron para hacernos pagar a quienes trabajamos decentemente por su atención médica, por lo que ahora son aún más fuertes y saludables y usan eso en nuestra contra.

Mis queridos amigos, la amenaza de los menores delincuentes no se limita sólo a ciertos barrios carenciados. Estos niños están muy enojados. El peor de nuestros miedos es confirmado en la televisión cada día y es sólo una cuestión de tiempo antes de que nos encontremos con uno de ellos frente a frente, o aún más aterrador, empiece a salir con nuestra adorada hija.

Todo lo que puede hacer es orar y apoyar la baja de la edad de imputabilidad. 




jueves, 16 de octubre de 2014

Ser vegetariano es atentar contra la moral cristiana

La popularidad de Internet y los reality shows han dado a los jóvenes acceso a muchas ideologías controversiales. Algunas, como el ateísmo, se remontan al comunismo soviético, que en última instancia, vio la espiritualidad cristiana como un obstáculo para una dictadura estatal donde las familias y el amor no tenían lugar. Otras tendencias como el vegetarianismo se hicieron populares por las figuras más atroces en la historia del mundo, como Adolfo Hitler que era un partidario fervoroso de la dieta en base a vegetales. Hoy en día, la organizaciones liberales y radicales de ecologistas levantan la misma bandera que Hitler, agitando violentamente contra los que consumen carne y contra los paises ganaderos como Uruguay. 

Hitler: Ateo y Vegetariano

El vegetarianismo y el ateísmo son los dos sistemas de creencias extranjeras que están fuera de sintonía con el progreso de nuestros países. Tratan de socavar nuestra economía capitalista y cristiana. Son subversivos que recorren el camino peligroso de las drogas narcóticas como la marihuana cuyo consumo defienden por ser una planta.  Ellos atentan contra la decencia y la fe. Al igual que las drogas, ellos confunden e irritan los jóvenes. Cuando seagrega  la masturbación a esta mezcla, es una receta para una epidemia moral.

La masturbación es un problema para la humanidad toda. Nuestro creador nos ha dado instrucciones claras de amar y procrear. Dios nos ha bendecido con la independencia suficiente para elegir la pareja a nuestro propio gusto y voluntad. Es responsabilidad de todos y cada uno controlar su falo para limitar su uso sólo para actividades apropiadas. La sagrada institución del matrimonio es el lugar justo para el pene, sin embargo, algunos jóvenes no pueden evitar buscar placer en sus cuerpos de forma fraudulenta. Para ellos el placer que ofrece el pene se reduce a conseguir una erección completa y para luego derramar imprudentemente sus semillas sin preocupación por dónde cae. 

Muchos lo hacen con bastante frecuencia, incluso varias veces a la semana, y el daño se evidencia en sus rostros cansados y​ doloridos. Sufren la culpa horrible de saber que otros notan que apestan a semen. El masturbador es un hombre pecador, un ser incontrolable, un hedonista débil que puede pasar horas encerrado en una habitación con poco más que un pomo de crema de manos. Es una adicción y en su forma extrema puede causar múltiples formas de trauma uretral, así como la pérdida del trabajo y horas de estudio e inevitablemente problemas en el lecho matrimonial. 


Los adolescentes están sufriendo hoy más que nunca estos males. Están lejos de sus madres amorosas y sus padres sabios quienes deben trabajar incontables horas para poder mantener a sus familia ya que por alguna razón la sociedad decidió que no es bueno que la mujer cuide a sus hijos. Están todo el día solos, son imprudentes y sexualmente desinhibidos. Se abrazan a cualquier moda estúpida mientras sea "progresista" y "cool" entre sus amigos. El resultado inquietante es el avance del vegetarianismo, el ateísmo y la masturbación.

La unión entre el vegetarianismo, el ateísmo y la masturbación es que los tres representan un enfoque negativo de una vida hermosa. Todos ellos se vinculan con la negación y el rechazo. Los vegetarianos rechazan la generosidad de nuestra tierra, una recompensa que la Biblia nos enseña a disfrutar como se debe. Ellos rechazan la creación de Dios. El ateísmo es un rechazo de lo interior, la espiritualidad que todos amorosamente albergamos en nuestros corazones por el genio de Jesucristo. La masturbación es un rechazo de nuestro cuerpo, ese templo para el Espíritu Santo. Peor aún, es una negación del matrimonio, de la reproducción y puede incluso conducir a la homosexualidad. El término histórico para este trío de rechazo es el nihilismo.

Curiosamente, el vegetarianismo es un enfoque profundamente poco saludable para el organismo en los niveles más básicos. Se priva al cuerpo de los nutrientes y minerales que son vitales para la vida. Los vegetarianos son larguiruchos y pálidos. Tienen brazos largos y finos y el pecho sin pelo. Sus caras son de color amarillento y enfermizo. El olor de la comida vegetariana es intenso y grotesco. Los verás con sandalias populares porque las usaban los hippies en la década de 1960 y muchos de los hombres dejan su pelo largo para comunicar que son afeminados. El vegetarianismo es de hecho una moda femenina, un estado emocional histriónico y equivocado. Estas son personas demasiado sensibles como para comer un simple nugget de pollo o un sándwich de pescado. Esta misma persona probablemente se excita frente a la idea de morder una uva. ¿Podrá ser esto un defecto mental? Si bien esto no tiene aún evidencias que lo respalden, lo que si podemos decir es que hay una fuerte correlación entre los vegetarianos y los liberales que también tratan de socavar las tradiciones cristianas con la sexualidad radical y el socialismo.


Lo más sorprendente acerca de los vegetarianos es su pasión por el coito hardcore y la masturbación. Uno pensaría que son demasiado débiles para masturbarse debido a sus dietas insuficientes, pero el vegano promedio se masturba más de cinco veces a la semana y he sabido de algunos que han sabido tocarse el falo hasta cuatro veces en un solo día. Es bárbaro, pero cuando se trata del pene, el vegetariano no puede controlarse a sí mismo. 


La mujer vegetariana tiende a ser mucho más emocional que una mujer normal. Ella llora y grita de forma regular por las cosas más banales. Evitan el uso de esmalte en sus uñas, pero no tienen miedo de colorear  su cabello con tonos llamativos cual papagallos. Llevan blusas sueltas, de telas asiáticas translúcidas y algunas veces no se afeitan las axilas. Muchas están involucradas en causas políticas mundanas, como el cambio de la alimentación en las escuelas públicas o "terapia con clowns" para los presos. Su dieta le causa brotes en la espalda y un fuerte olor durante sus flacidos movimientos de intestino. Todos estos factores contribuyen a que una vegetariana veinteañera parezca una anciana a primera vista.
¿Qué hay en la mente de un vegetariano?

Los vegetarianos practican la sodomía (sexo anal) en una escala sin precedentes. Con compañeras inocentes, estos depravados se aprovechan en la parte trasera de las camionetas en los conciertos de música o tarde en la noche en los dormitorios universitarios. Se sitúan atrás de la jovén y usan su pelo como una cincha cortas hasta que la pureza se pierde en medio de gritos de horror y lágrimas sucias. La cara pegada en el suelo, preciados recuerdos de inocencia se han perdido, todo se negoció por un momento caliente erótico con algún guitarrista de pelo largo que huele a queso de soja y tiene los pies sin lavar.

La clave para detener esta tendencia juvenil es educar a sus hijos a una edad temprana. Ellos deben entender que estas tres modas son dañinas. Una vez que un niño sale de la casa familiar, se les debe recordar el amor de Dios y advertirles sobre no masturbarse cuando están solos. Hemos sido bendecidos con una fantástica oportunidad de vivir nuestras vidas de acuerdo a la voluntad de Dios, ¿por qué tirar todo a la basura por algo tan estúpido y pueril como el vegetarianismo?
Animales que se pueden comer y animales que no según la Biblia

Es una moda tremendamente insípida que sólo ha logrado avanzar a través de la presión de ciertos grupos liberales. Por otra parte, el ateísmo es poco más que una influencia demoníaca, un intento fraudulento de negar el amor de Jesucristo por personas más emocionadas con sus propios órganos sexuales que con sus almas eternas. 

Podemos orar por los vegetarianos, los ateos y los masturbadores, pero también hay que exponerlos a la verdad con declaraciones públicas mostrando nuestro absoluto rechazo a su conducta. Sólo cuando los masturbadores vegetarianos ateos sientan un poco de vergüenza pública, van a arrepentirse.

miércoles, 15 de octubre de 2014

La importancia de estar limpios


“Con el que se mantiene limpio te mostrarás limpio.” (SALMO 18:26.)

 
ANTES de que el niño salga de casa, la madre debe comprobar que se ha bañado y que lleva ropa limpia y presentable. ¿Por qué? Por un lado, porque comprende que la higiene contribuye a que crezca sano y, por otro, porque sabe que la gente juzga a los padres por la apariencia de los hijos.


2 Nuestro Padre celestial también desea que sus siervos seamos personas limpias. De hecho, nos promete en la Biblia que se mostrará limpio “con el que se mantiene limpio” (Salmo 18:26).* ¿Por qué insiste Jehová en este punto? En primer lugar, porque nos ama y sabe que es para beneficio nuestro. Y en segundo lugar, porque la imagen que damos sus Testigos lleva a que la gente se forme una impresión de él. Sin duda, nosotros no queremos deshonrar a Dios ni a su santo nombre. Queremos glorificarlos. Y por eso debemos mantener impecables tanto nuestro aspecto como nuestra conducta (Ezequiel 36:22; 1 Pedro 2:12).


3 ¿Qué motivos tenemos para conservar la limpieza? Para empezar, sabemos que Dios ama a las personas limpias. Además, nosotros amamos a Jehová y queremos honrarlo con nuestra entera forma de vivir. Por último, deseamos mantenernos por siempre en su amor. Examinemos, por lo tanto, algunos aspectos sobre la limpieza: por qué es necesaria, qué implica y cómo podemos conservarla. Esto nos permitirá ver si debemos mejorar en algún campo.



POR QUÉ ES NECESARIA LA LIMPIEZA

Jesús pasaba el día en lugares sucios y polvorientos, sin embargo siempre estaba inmaculadamente vestido y olía bien

4 Jehová nos enseña de diversas maneras. Una de ellas es dándonos el ejemplo a seguir. De hecho, la propia Biblia nos invita a ser “imitadores de Dios” (Efesios 5:1). En vista de lo anterior, ¿cuál es la razón más importante para librarnos de toda suciedad? Que adoramos a un Dios completamente puro, santo e inmaculado (Levítico 11:44, 45).


5 La pureza de Jehová, como tantos aspectos de su forma de ser y actuar, se ve claramente al examinar la creación (Romanos 1:20). Tomemos como ejemplo nuestro hogar, la Tierra. Jehová la ha dotado de los medios necesarios para que se mantenga libre de contaminación. Así, puso en marcha los ciclos ecológicos que purifican el aire y el agua. Además, creó “brigadas de limpieza” formadas por voraces microorganismos que transforman los desechos en sustancias inofensivas. Cumplen su misión con tal eficiencia, que hasta los científicos las utilizan para remediar las mareas negras y otros desastres ocasionados por la codicia y el egoísmo del hombre. Es obvio que al “Hacedor de la tierra” le interesa muchísimo la limpieza (Jeremías 10:12). ¿No debería ser igual en nuestro caso? Sin duda.


6 ¿Qué otra razón tenemos para permanecer limpios? Que Jehová, nuestro Soberano, siempre ha exigido limpieza de sus siervos. Por ejemplo, la Ley que dio a Israel establecía una relación muy estrecha entre la pureza y la adoración. Así, requería que el sumo sacerdote se bañara dos veces antes de realizar sus funciones en el Día de Expiación (Levítico 16:4, 23, 24). Igualmente, señalaba que todos los sacerdotes tenían que lavarse las manos y los pies siempre que fueran a ofrecer sacrificios a Jehová (Éxodo 30:17-21; 2 Crónicas 4:6). También mencionaba unas setenta situaciones que dejaban al israelita en un estado de inmundicia, o impureza, física y ceremonial. Este estado le impedía —en algunos casos bajo pena de muerte— participar en cualquiera de las facetas del culto (Levítico 15:31). Además, la Ley estipulaba que toda persona que se hubiera vuelto impura se sometiera a un rito de purificación que incluía bañarse y lavar su ropa; en caso contrario, sería “cortada [o eliminada] de en medio de la congregación” (Números 19:17-20).


7 Aunque la Ley de Moisés ya no está vigente, nos permite comprender el punto de vista de Dios. En este código, es evidente que Jehová presenta la limpieza como condición indispensable para adorarle. Y él no ha cambiado (Malaquías 3:6). Hoy, como ayer, acepta únicamente la “adoración que es limpia e incontaminada” (Santiago 1:27). Así pues, haremos bien en examinar qué significa esta exigencia en la actualidad.


QUÉ SIGNIFICA ESTAR LIMPIO A LOS OJOS DE DIOS 


8 La Biblia no limita la limpieza al plano físico. Más bien, señala que para estar limpios a los ojos de Dios debemos mantenernos incontaminados en todos los campos de la vida. En efecto, Jehová espera que demostremos cuatro tipos de pureza: espiritual, moral, mental y física. Veamos qué está implicado en cada caso.


9 Pureza espiritual. Implica no mezclar la religión verdadera con la falsa. Recordemos a los israelitas que estaban cautivos en Babilonia. Cuando fueran a partir para Jerusalén, tendrían que obedecer el siguiente mandato divino: “Sálganse de allí, no toquen nada inmundo; [...] manténganse limpios” (Isaías 52:11). Ellos iban a regresar a su tierra principalmente para restaurar la adoración de Jehová. Por lo tanto, el culto que rindieran tendría que estar completamente limpio de todo lo que ofendiera a Dios, lo que incluía las enseñanzas, prácticas y costumbres de la religión babilónica.


10 Hoy, los cristianos verdaderos también debemos tener mucho cuidado de no contaminarnos con la religión falsa (1 Corintios 10:21). Su influencia está tan extendida que, si nos descuidamos, podría afectarnos. Ciertamente, no son pocos los países donde las doctrinas paganas —como, por ejemplo, la inmortalidad del alma— impregnan un buen número de tradiciones, ceremonias y otras actividades cotidianas (Eclesiastés 9:5, 6, 10). Sin embargo, los cristianos verdaderos no queremos participar en ninguna costumbre ligada a la religión falsa.* Por eso, no podemos permitir que la presión de la gente nos lleve a rebajar las normas bíblicas para la adoración pura (Hechos 5:29).


11 Pureza moral. Este tipo de pureza, que exige, entre otras cosas, evitar toda forma de inmoralidad sexual, es vital para mantenerse en el amor de Dios (Efesios 5:5). Como veremos en el siguiente capítulo, es sumamente necesario que los cristianos “huyan de la fornicación”. De hecho, quienes cometen ese pecado y no se arrepienten “[jamás] heredarán el reino de Dios” (1 Corintios 6:9, 10, 18). Jehová los considera “repugnantes en su suciedad” y, a menos que se limpien de su impureza, les dará como “porción [...] la muerte segunda” (Revelación 21:8).


12 Pureza mental. Dado que los pensamientos conducen a acciones, si dejamos que las ideas sucias echen raíces en nuestra mente y corazón, tarde o temprano cometeremos algún acto impuro (Mateo 5:28; 15:18-20). Pero si llenamos la cabeza de ideas positivas y limpias, querremos comportarnos de forma intachable (Filipenses 4:8). Ahora bien, ¿qué nos ayudará a conservar pura la mente? Primero, rechazar cualquier diversión que la contamine.* Y, segundo, absorber buenos pensamientos estudiando con constancia la Palabra de Dios (Salmo 19:8, 9).


13 Como hemos visto, para mantenernos en el amor de Dios, necesitamos conservar la pureza espiritual, moral y mental. Estos tres tipos de pureza se analizan en otros capítulos de este libro. Pero ahora los dejaremos a un lado para centrarnos en el cuarto tipo: la pureza física.



CÓMO MANTENER LA PUREZA FÍSICA

14 Es importante mantener limpios tanto nuestro cuerpo como nuestro entorno. Hay quienes creen que este es un asunto privado en el que nadie tiene derecho a inmiscuirse. Pero el cristiano nunca debería opinar así. Como se indicó al principio, Jehová no solo insiste en la pureza física por nuestro propio beneficio, sino también porque la imagen que presentamos lleva a que la gente se forme una impresión de él. Recordemos al niño del primer párrafo: si anduviera siempre sucio o desarreglado, ¿verdad que nos entrarían serias dudas sobre sus padres? Igualmente, si hubiera algo inapropiado en nuestro aspecto o en nuestra vida, ¿no es cierto que desacreditaríamos a nuestro Padre celestial y al mensaje que predicamos? Hemos de tener siempre muy presentes estas palabras inspiradas: “De ninguna manera estamos dando causa alguna para tropiezo, para que no se encuentre falta en nuestro ministerio; antes bien, de toda manera nos recomendamos como ministros de Dios” (2 Corintios 6:3, 4). Examinemos, por tanto, en qué campos debemos conservar la pureza física.


15 La higiene corporal y el aspecto físico. Independientemente de la cultura y condiciones de vida del lugar donde vivamos, debemos bañarnos con regularidad. Por lo general, todos disponemos de suficiente agua y jabón para asearnos nosotros y nuestros hijos. Y esto incluye lavarnos las manos antes de comer o manipular alimentos, y después de usar el inodoro o cambiar pañales. De esta manera evitamos la propagación de virus y otros microbios, con lo cual se previenen muchos males, como la diarrea, e incluso se salvan vidas. Si en la zona donde vivimos no existen buenos servicios de saneamiento, haremos bien en enterrar las heces, como en el antiguo Israel (Deuteronomio 23:12, 13).


16 También debemos lavar con frecuencia la ropa. Lo importante no es que sea cara o que esté a la última moda, sino que esté limpia y sea modesta, o recatada (1 Timoteo 2:9, 10). En todo momento y lugar, queremos que nuestro aseo personal y nuestro aspecto “adornen la enseñanza de nuestro Salvador, Dios” (Tito 2:10).


17 La vivienda y otras posesiones. Al grado que nos permitan las circunstancias, tenemos que mantener limpio y presentable el hogar, tanto si es bonito y tiene muchas comodidades, como si no. Lo mismo debemos hacer con el automóvil —sin olvidarnos del interior—, sobre todo si lo utilizamos para ir a las reuniones y a predicar. En realidad, hemos de conservar así todas nuestras pertenencias. De este modo, daremos un buen testimonio. Al fin y al cabo, enseñamos a la gente que, como Jehová ama la limpieza, va a “causar la ruina de los que están arruinando la tierra” y va a utilizar su Reino para convertirla en un paraíso (Revelación 11:18; Lucas 23:43). Por eso, el cuidado que demos a la casa y demás posesiones que tengamos debe demostrar que estamos adquiriendo hábitos de limpieza propios del nuevo mundo.


18 Nuestro Salón del Reino. Tratamos con mucho respeto este lugar, pues es donde adoramos a nuestro amado Dios. Queremos que siempre esté impecable y dé una buena impresión a quienes nos visiten. A fin de conservarlo en buen estado, hay que seguir cuidadosamente un programa de limpieza y mantenimiento. Cuando cooperamos en estas labores, demostramos verdadero aprecio por nuestro centro para la adoración pura. Ciertamente, es un privilegio limpiar, “componer y reparar” nuestro salón (2 Crónicas 34:10). Por supuesto, los mismos principios son aplicables a los lugares donde celebramos nuestras asambleas.


EVITEMOS TODO LO QUE CONTAMINE AL ORGANISMO

19 ¿Qué más abarca la pureza física? Evitar toda conducta que contamine al cuerpo. Por eso nos abstenemos de fumar, beber en exceso o consumir sin razones médicas sustancias que creen adicción o alteren el ánimo. Es cierto que la Biblia no menciona por nombre todos los vicios comunes en el mundo actual, pero sí contiene principios que nos permiten entender por qué los considera Jehová inmundos y repugnantes. Veamos a continuación cinco principios que queremos seguir por amor a Dios y que nos llevarán a recibir su aprobación.


20 “Dado que tenemos estas promesas, amados, limpiémonos de toda contaminación de la carne y del espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.” (2 Corintios 7:1.) Como vemos, Jehová quiere que evitemos cualquier cosa que ensucie la “carne” (es decir, el cuerpo) o que corrompa el “espíritu” (o sea, la disposición mental que predomina en nosotros). Por eso, nos abstenemos de todo aquello que cree adicción y perjudique la salud física y mental.


21 En el mismo pasaje, la Biblia nos da una buena razón para “[limpiarnos] de toda contaminación” que podamos tener. Notemos que 2 Corintios 7:1 comienza diciendo: “Dado que tenemos estas promesas”. ¿Qué promesas? Las que Jehová hace en los versículos anteriores: “Yo los recibiré. Y yo seré para ustedes padre” (2 Corintios 6:17, 18). ¡Qué maravilla! Nos promete cuidarnos con el mismo amor que un padre a sus hijos. Pero nos pone una condición: que evitemos “toda contaminación de la carne y del espíritu”. Sin duda, sería una locura que, por algún vicio repugnante a los ojos de Jehová, sacrificáramos el privilegio de disfrutar de tan estrecha relación con él.


22 “Tienes que amar a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente.” (Mateo 22:37.) Jesús explicó que este es el mandamiento más importante de todos (Mateo 22:38). En efecto, Jehová merece que lo amemos con todo lo que somos, pensamos y sentimos. Y para ello tenemos que evitar cualquier conducta que acorte la duración de nuestra vida o que embote el don divino del pensamiento.


23 “[Jehová] da a toda persona vida y aliento y todas las cosas.” (Hechos 17:24, 25.) Como la vida es un regalo de nuestro amado Dios, los cristianos la tratamos con muchísimo respeto. Por eso, rechazamos cualquier conducta que mine nuestra salud. No hacerlo sería una grave falta de respeto por el don de la vida (Salmo 36:9).


24 “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo.” (Mateo 22:39.) Muchas veces, la persona que tiene un vicio no solo se perjudica a sí misma, sino también a quienes la rodean. Así ocurre, por ejemplo, con el fumador que expone a los demás al humo de su cigarrillo. Quien se comporta así viola el mandato divino de amar al prójimo y demuestra que en realidad no ama a Dios (1 Juan 4:20, 21).


25 “Estén en sujeción y sean obedientes a los gobiernos y a las autoridades.” (Tito 3:1.) En vista de que en muchos lugares es ilegal poseer y consumir drogas, los verdaderos cristianos no lo hacemos (Romanos 13:1).


26 Para mantenernos en el amor de Dios, no basta con conservar la pureza en uno o dos campos, sino en todo aspecto de la vida. Es verdad que pudiera ser muy difícil dejar un vicio y no volver a caer en él; pero se puede lograr.* No hay nada mejor que llevar una vida limpia. Ciertamente, si nos lo pide Jehová, es por nuestro bien (Isaías 48:17). Además, nos brinda la satisfacción de saber que damos un buen testimonio del Dios al que tanto amamos y que tanto nos ama.

martes, 7 de octubre de 2014

¿Es el gato un arma asesina? Sepa por qué ronronea su mascota.


Los gatos son la alimaña natural que representa la mayor amenaza para la humanidad. El único propósito de un gato en toda su vida es matar y destruir: devastan ecosistemas, son responsables de enfermedades tales como la peste bubónica y la gripe aviar y acortan la vida útil de sus amos en más de 30 años, debido a que causan este tipo terrible de alergias.

Los felinos representan una mayor amenaza cancerígena para el cuerpo humano que fumar 6 paquetes de cigarrillos al día. Es gracioso ver personas quejándose por el humo de los escapes y por el daño que esto puede producir en sus pulmones y no decir ni una sola palabra sobre los gatos. 

Pero más allá de todas sus repugnantes cualidades naturales inherentes a su físico, hay un aspecto psicológico en el gato que lo hace francamente deplorable y me atrevo a decir demoníaco. Los gatos son asesinos por naturaleza. Deslice algún objeto delante de un gato y verá que su respuesta natural es la de saltar a matar.


Los gatos solo tienen una emoción: el desprecio.


La prueba más reveladora de esto está en la imágen de arriba, dejando al descubierto las heridas en el brazo de un pobre dueño víctima de una escaramuza con un gato barcino. Se puede entender con claridad meridiana que cuando un trozo de carne fresca se acerca (brazo del dueño del animal), el gato actúa por instinto de caza. Un gato ve todo lo que tiene a su alrededor como una posible comida: su corazón late con fuerza, cada latido bombea la sangre a través del cuerpo alimentando la bestia primitiva, esto le permite una dosis de adrenalina extra con el objetivo de que pueda más fácilmente mutilar hasta la muerte.


Las mordeduras de gato son comunes y generalmente mortales. Alguien no compartió esta información vital con el pobre señor Paul Gaylord. El cometió un error fatal cuando oyó un gato ronroneando y cayó en el señuelo. Los gatos saben que muchas personas son emocionalmente fáciles para el lavado de cerebro. Estos pequeños peludos vagabundos lograron establecerse como deidades en la jerarquía egipcia, y son responsables de la caída de la cultura y las buenas costumbres de esa civilización otrora orgullosa.

Paul Gaylord pensó que el gato estaba siendo cariñoso con el pequeño gruñido ya que se frotó contra sus piernas. Enamorado, Paul quiso acariciar al animal detrás de las orejas. Sería esa la última vez que pudo usar sus dedos, puede leer más detalles de esta desgarradora historia en el Daily Mail.


En un repentino destello de maldad primigenia, el gato saltó a la cara de Paul, agitando con furia sus patas y  Paul cayó al piso debido al asalto. Una vez que el gato tenía a Paul justo donde lo quería, rápidamente atacó la mano del hombre. Con la ferocidad de un tiburón muerto de hambre, el gato furiosamente sacudió con la cabeza hacia adelante y atrás, desgarrando la carne del cuerpo de este pobre hombre. Una vez saciado, el gato salió corriendo para nunca más ser visto. Paul se despertó al rato, notó que partes de las manos le faltaban, tenía fiebre alta.

Sólo dos horas más tarde, el virus de la gripe felina (peste bubónica) se apoderó por completo del cuerpo de Paul. Mostró todos los síntomas clásicos: manos y pies muertos, sangre negra alquitranada, confusión. En definitiva, un encontronazo con un gato puede llegar a ser así de grave. 

Enfermedad Medieval: La peste bubónica mata las células y causa gangrena. Los dedos de las manos y de los pies del señor Gaylord quedaron negros y tendrán que ser amputados.
El Sr. Paul Gaylord estuvo cerca de la muerte y de perder las extremidades después de ser atacado por un 'gato amistoso' que lo atrajo con un ronroneo. Paul contrajo la peste bubónica, más conocido como el virus de la gripe del gato H1F1. Esta enfermedad mortal casi acabó con la humanidad en el siglo 17.


Un Problema moderno: Aunque la plaga se relaciona por lo general con la Edad Media, el señor Gaylor es la 17 persona en contraerla sólo en USA desde 1937. 


En tiempos antiguos, los gatos fueron reconocidos por el clero como una amenaza para la humanidad. Cuando la gente empezó a caer enferma por la peste bubónica, no era raro ver a los sacerdotes esparciendo las cenizas de los gatos muertos hacia en el cielo, como una especie de ofrenda a un poder superior para expiar la vida del dueño del gato de los pecados relacionados con albergar una de estas bestias.

Tratamiento en el Siglo 17 de la gripe del gato: Los sacerdotes arrojaban las cenizas de los gatos a los cielos, con el fin de apaciguar el poder superior que estaba enfurecido por servidumbre de la humanidad hacia los gatos. Desafortunadamente, las personas no se dan cuenta de que estos bichos simplemente llevan un virus que podría haber llevado a la extinción de la humanidad.

Amigos, la próxima vez que escuchen un gato ronroneando, recuerden la historia de Paul Gaylord y los buenos cristianos, hombres y mujeres que murieron en los siglos medievales. Sus historias todavía susurran en el viento: "no confíes en los gatos, o verás tu vida fugaz. Corro entre las rosas. Bolsillo lleno de posesiones: cenizas, cenizas, todos caemos."

Todos caemos.

jueves, 2 de octubre de 2014

¿Debe la esposa ser sumisa a su marido?

Conversa con nosotros en facebbok: https://www.facebook.com/iglesiadelanuevaera/



En nuestra cultura, la palabra “sumisión” ha sido mal usada y abusada. Muchos piensan en “esclavitud” y el hecho de que una mujer puede ser “pisoteada” cuando la palabra es usada. Es fácil permitir que la cultura cambie el significado de un término. Los puntos de vista culturales acerca de la sumisión permiten que una persona débil sea usada por una persona más fuerte o que una persona en menor posición social valga menos y sus derechos sean pisoteados por alguien de una mayor posición social o “valor”. Pero esto, no es lo que la Biblia quiere decir cuando se refiere a “sumisión”. Con frecuencia los pecadores tuercen y pervierten el término pero esto, no cambia el concepto bíblico de sumisión.

Primero: La sumisión es realmente una acción voluntaria de la esposa. El Señor les ordena a las esposas que se sometan a sus esposos (Ef 5:22; 1 P 3:1). Sin embargo, no hay ningún lugar en la Escritura en el que los maridos les ordenan a sus esposas a que se sometan a ellos. Una esposa escoge seguir el liderazgo de su esposo. De otro lado, los esclavos no escogen seguir al amo. Sus decisiones están regidas por sus amos. Cuando una mujer se somete a su esposo, realmente, ella se está sometiendo al Señor. Este es un acto de adoración y amor para su salvador, no uno de debilidad esclava.

Segundo: Una mujer no está obligada a someter todo a los deseos del esposo. Cuando un marido desea que su esposa haga algo que no es bíblico, ella está obligada a obedecer al Señor antes que a su esposo. Pedro y Juan lo dejaron claro delante del Sumo Sacerdote, el Concilio y a todos los ancianos de los hijos de Israel, después de ser liberados de la prisión (Hch 5:17-42). Cuando a ellos se les ordenó no hablar más en el nombre de Jesús, respondieron: “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.” (v. 29). A ellos se les pidió que hicieran algo contrario a las palabras de Jesús (Mt 28:18-20). Ellos no estaban obligados a obedecer este requisito.

Un marido no creyente puede pedirle a su esposa cristiana que deje de asistir a la iglesia. Pero ella no está obligada a obedecer en esta circunstancia. Su mayor alianza es hacia el Señor y la comunión entre creyentes es bíblica. Algunas mujeres son presionadas para dejar que la pornografía entre en la relación de matrimonio. Sin embargo, la pornografía es adulterio en papel y una mujer no está obligada a someterse a este requisito pecaminoso. Los esclavos están obligados a obedecer cualquier deseo de sus amos; una esposa no está obligada a cumplir deseos que excedan los preceptos de la obediencia bíblica y por lo tanto, ella no es una esclava de su esposo.

Se puede plantear la pregunta, ¿del por qué un esposo no tiene que someterse a la esposa? Si los hombres y las mujeres son creados a la imagen de Dios, y por lo tanto son de igual valor, ¿por qué entonces se le ordena solo a la mujer que se someta?

No se deberá concluir que un hombre es libre de hacer cualquier cosa que él escoja hacer. Él debe someterse a Dios y en cierta medida a la autoridad de la iglesia (Mt 18:15-17; 1 Co 11:3). Un hombre debe sostener un estándar de obediencia alto. Él, no sólo debe someterse a Dios, sino que también debe liderar a su esposa de forma auto-sacrificial: “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,” (Ef 5:25). No todo esposo hace esto, pero una esposa debe saber que la sumisión de ella es “hacia” el Señor; en obediencia a Dios, la cual, tiene un significado eterno y será un testimonio para otros:

1ª Pedro 3:1-2: “Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa.”


Dios ha creado una estructura de relación por la cual el marido es la cabeza (líder) de la esposa:

1ª Corintios 11:3: “Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.”

Esto, no tiene nada que ver con valor, porque tanto el esposo como la esposa son creados a la imagen de Dios y ambos son co-herederos del evangelio. Pero si existe un líder, debe haber alguien que sigue. Esta relación de marido como el líder y de la esposa como la seguidora, es realmente un retrato de Cristo y Su esposa, la Iglesia (Ef 5:25-32). Cuando una mujer se somete voluntariamente, ella señala ese retrato, trayendo gloria a Dios.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Digale No a la Marihuana. Ese Cancer Que Enferma A La Familia Cristiana


La marihuana es una sustancia mortal que se propaga libremente a través de nuestro país. Durante esta década iniciamos una guerra contra la pasta base de cocaína, un polvo blanco que asoló las que antes eran familias unidas. Pero ahora gracias a las erradas políticas de legalización de este gobierno comunista, hay un jugador verde en la ciudad que promete destrozar el corazón de los hogares cristianos. El destino de nuestras familias cuelga de un hilo.

La investigación científica dicta, con meridiana claridad, que debemos prohibir la marihuana en nuestro país, por un tema de seguridad personal y social. Los efectos de la misma son generalmente mortales, el estilo de vida cambia de forma condenatoria. Una de las investigaciones más impactantes hasta la fecha muestra que uno de cada cuatro fumadores de marihuana, pierde la conciencia en alguna fiesta y es abusado contra su voluntad. Las adolescentes abandonan los estudios, incluso quedan embarazadas. No es extraño que estos jóvenes aparezcan en televisión muertos o con heridas de bala a causa de negocio con drogas que salió mal .

La marihuana es conocida por colarse en el núcleo familiar y causar divorcios. Los adictos casados ​se reunen en Facebook de forma secreta, luego combinan encuentros en clubes nocturnos donde, inducidos por las drogas, terminan en orgías haciendo que pierda todo sentido de propósito la familia y la lealtad hacia la pareja. La tasa de divorcio en nuestor país es de más del 60% y la marihuana es la única culpable.

Pero más allá de todo eso está el daño personal que puede provocar en el cuerpo. Si hay una pieza asombrosa de evidencia en contra de la marihuana y la principal razón por la que debe ser eliminada esta peligrosa nueva moda de nuestra sociedad, es el siguiente diagrama que he preparado para ti.



En la foto de arriba, mis amigos médicos han preparado los pulmones de un hombre cuyo coche fue embestido por un conductor drogado . El conductor del vehículo había fumando porro lo que causó el accidente. Podemos ver que los pulmones del hombre que nunca había fumado marihuana son perfectamente rosados y saludables.

El fumador de marihuana murió en el accidente y vemos sus pulmones en la imagen de la derecha. Según sus amigos, él sólo había estado fumando marihuana por cuatro días. Su neglicenca al conducir mientras se encontraba drogado con marihuana resultó mortal para un hombre inocente. Pero más allá de eso, podemos ver lo rápido que el humo de la marihuana había destruido los pulmones del drogadicto negligente.


Además de todo esto la marihuana causa cáncer. No es ninguna sorpresa saber que por cada caso de cáncer de pulmones, fumar marihuana es responsable del 80 % . El humo de marihuana es cuatro veces más cancerígeno que los cigarrillos de tabaco armado.

Los fumadores de marihuana a menudo son vagos, ociosos y no pueden pensar con claridad. Se debe a que la sinapsis de su cerebro es estropeada por la droga, lo que explica la estupidez y malas decisiones tomadas por todas las personas adictas a esta planta.

Las imágenes que aquí presento cuentan la verdad. Las estadísticas son irrefutables. Por favor, únase a nosotros en nuestros esfuerzos para detener la legalidad de la marihuuana en nuesro país y de esa manera asegurar un futuro mejor para nuestro estilo de vida, para la cultura y la tradición.