martes, 27 de octubre de 2015

¡Mi compañero de habitación se masturba mucho! ¿Que puedo hacer?

Conversa con nosotros en facebbok: https://www.facebook.com/iglesiadelanuevaera/


Amigos. De los muchos correos con preguntas que me llegan diariamente a mi email (iglesianuevaera@gmail.com) he seleccionado este para compartir con ustedes, ya que considero que el tema es de interés para todos.


Buenos días Reverendo, tengo una pregunta extraña, pero juro que totalmente seria. Soy un estudiante de primer año en la universidad, estoy viviendo en una pensión estudiantil por primera vez. Mi compañero de cuarto es muy liberal, es atlético y tiene un montón de amigos. La cuestión es que puedo oír como se masturbarba en la noche. Las primeras veces lo hacía como a las 3 am, pero ahora ni siquiera trata de ocultarlo.

Un par de minutos después que apagamos las luces ya lo está haciendo. Lo hace como 3 o 4 veces por noche. ¿Eso es normal? Estoy completamente asqueado por la forma en que gruñe y todo. Es difícil para mí para dormir. El otro día volví de clase y su ropa interior estaba en mi silla. ¡Cuando la recogí noté que estaba mojada! ¡Ni siquiera había pasado tiempo suficiente como para que se secara! Me da vergüenza enfrentarlo. ¿Qué debería hacer?

Firmado,
Joven cristiano temeroso de Dios.




Querido joven cristiano temeroso de Dios:


La masturbación es ciertamente un tema que genera controversia en muchos campus universitarios hoy en día. Sugiero que te ocupes de este problema rápidamente y con decisión para protegerte de futuros dolores de cabeza. Está claro que el "pequeño hobby" de tu compañero de cuarto tiene un efecto negativo en ti, tanto desde el punto de vista del rendimiento académico , del sueño, de la moral y de tu salud mental.


Lo primero que debo decir es que debes entender que la masturbación contumaz puede ser una adicción difícil de tratar. Tu amigo puede no haber aprendido las virtudes de dominio de sí mismo. Además, es seguro decir que no ha sido educado en el daño físico y espiritual que la intensa auto gratificación puede causar.


Te daré un plan de acción a seguir que debes seguir "a pies juntillas" y garantizo que la situación sera diametralmente diferente en poco tiempo. Le llamaremos a esto, operación...



PRIMER PASO: Confirmar las sospechas


1. Invertir una pequeña suma de dinero en una lámpara de escritorio o una linterna de calidad (en caso de no disponer de una). Después de apagar las luces, cuándo escuche los gemidos o ruidos sospechosos, alumbre rápidamente haciendo foco en la cama del cochino para ver si puede atraparlo en el acto. Esto también le hará saber que usted es plenamente consiente de sus actividades.


2. Alterar su horario y volver a la residencia temprano de clase. Si él está tocando su miembro en su silla (y es muy probable que así sea, dada la evidencia que mencionó) puede atraparlo "in fraganti". Esto hará que se sienta muy incómodo por verse expuesto y se dará cuenta de que "ningún momento es un buen momento para masturbarse".


3. Si estos métodos no tienen éxito, es posible que desee examinar detenidamente su cama cuando él está fuera de la habitación. ¿Hay revistas eróticas bajo su colchón? ¿A qué huelen sus hojas? La masturbación deja un olor agrio similar al blanqueador y pequeñas manchas de humedad con una especie de costra alrededor de los bordes.


4. Otro lugar de gratificación para el mimoso habitual es la ducha. En esta situación, los glóbulos lechosos de la eyaculación se quedarán impregnados en las paredes de azulejos a la altura de la rodilla. El auto abusador suele estar demasiado agotado después de la faena como para limpiar adecuadamente sus residuos y se tornan en manchas amarillas con el tiempo.



SEGUNDO PASO: Hacer una reunión para discutir el tema


Una vez que haya recogido pruebas de su desagradable hábito, dígale que le gustaría hablar de un asunto personal importante y paute una reunión temprano en la mañana.


Como recientemente señaló el Pastor Mark Driscoll de la Iglesia Mars Hill, "La masturbación puede ser una forma de homosexualidad porque es un acto sexual que no implica a una mujer. Si un hombre utiliza la masturbación como otra forma del ejercicio de intimidad sexual con su esposa, entonces no no se consideraría algo homosexual. Sin embargo, cualquier hombre que lo hace sin su esposa en la habitación está al borde de la homosexualidad, sobre todo si él mismo se está mirando en un espejo y se ha excitado con su propio cuerpo masculino".


Dicho esto, usted debe tener mucho cuidado al abordar este tema con su compañero de cuarto. Usted no quiere que él se quede con la impresión de que usted está entusiasmado por la masturbación o interesado en cualquier acción homo-erótica.


Debe estar dispuesto a comunicarle sus propias reglas de salud y limpieza, incluyendo cualquier aspecto espiritual que conllevan. Esté preparado para abrir sus sentimientos, de cómo él está dando un mal ejemplo y de que manera se preocupa por su salud y su alma. Pregúntele cómo se sentiría si el si estuviera en sus zapatos y si no le molestaría que usted se masturbe en voz muy alta cada noche, al mismo tiempo que él lo hace.


Pero ¿Por qué los chicos se masturban?


Inquietud, ansiedad, insuficiencia moral, perversión y confusión son todas las razones del por qué los hombres jóvenes buscan consuelo en la innecesaria auto-gratificación. Algunos incluso lo hacen sólo para rebelarse contra Dios. Tenga en cuenta estos desafíos mientras se prepara para la siguiente etapa en su lucha por un ambiente de residencia universitaria decente y productivo.



TERCER PASO: Elabore un plan de acción y comprométase a ayudar


1. Hágale saber que usted está plenamente comprometido con ayudarlo a suprimir su adicción a la masturbación.


2. Retire cualquier tipo de objeto que impida su visión de la cama de su compañero. De esa forma él siempre estará bajo su amorosa vigilancia.


3. Desafíe a su compañero de piso para ver quién puede abstenerse de masturbarse por más tiempo. Lleve un registro y trate de batir el récord de los demás. Proponga una recompensa para quien sea más exitoso durante el semestre. Una agradable cena o una escapada a un evento deportivo pueden ser recompensas tentadoras para mentenerlo enfocado.


4. Hágale saber que puede contar contigo si precisa ayuda y necesita hablar de sus impulsos naturales. Esté preparado para ese momento con la ayuda de la literatura sobre pureza que hay disponible en línea.


5. El tiempo libre y el exceso de energía puede conducir a la distracción de la masturbación. Lograr que él se anote en un gimnasio es una gran manera de domar esas manos inquietas.


6. La Biblia ofrece mucha información sobre el llamado de que hizo Dios a la humanidad por la pureza corporal. El buen libro siempre está ahí para que usted pueda disfrutar y compartir.


7. Si todo esto falla, puede intentar leer las Escrituras en voz alta cada vez que escuche que el placer comienza a emerger de la cama de al lado. Pasajes del libro de Levítico pueden ser extremadamente eficaces.


¡Buena suerte!



"Pero cada uno es tentado cuando es atraído y seducido por su propio deseo. Entonces el deseo, cuando se ha concebido da a luz el pecado; y el pecado, es de plena madurez, engendra la muerte" -Santiago 1: 14-15.


No hay comentarios:

Divertirse es un pecado. La ciencia lo confirma.

La ciencia lo confirma: la diversión es una forma de anestesia auto administrada, ya que permite a una persona generar endorfinas en...