domingo, 23 de junio de 2013

El gran negocio del "aborto legal". Las células madres.



La cultura de la muerte degrada la vida humana y pervierte nuestra visión de la realidad. En realidad nos obliga a vernos unos a otros de forma inhumana o como una mercancía reduciendonos a una masa de células, una burbuja de tejido, o una mezcla de átomos que están hoy aquí y mañana no, sin consecuencias eternas y sin obligaciones morales.

Viendo nuestra existencia en la tierra a través de ese paradigma, no es difícil entender cómo algunos no sólo deciden matar a sus bebés en el útero, sino incluso vender partes de los bebés abortados al mejor postor en el nombre de la ciencia.

El caso en cuestión: StemCells, Inc. acaba de sacar un comunicado de prensa anunciando a los inversores que su última oportunidad de hacer dinero,  usando los cerebros de los bebés abortados para la investigación.

Por supuesto que no lo llaman  "cerebro" al cerebro ni mencionan que los órganos eran parte de un bebé que una vez residieron de forma segura en el vientre de una madre. Por el contrario, ellos lo llaman material patentado HuCNS-SC ®, o "células madre neurales humanas purificadas." (Cualquiera de las formas suena mucho más atractiva que "el cerebro que retiramos del niño que médico mató y arrojó lejos.")



Según Martin McGlynn, CEO de StemCells, Inc:

Con la aprobación de este estudio, hemos logrado algo verdaderamente único en el campo de las células madre, que es la extensión de las pruebas clínicas de nuestra plataforma humana neural de células madre patentado para los tres elementos del sistema nervioso central: el cerebro, la médula espinal y el ojo.


Y Stephen Huhn, MD, vicepresidente del programa en StemCells, Inc., estaba eufórico: "Hemos publicado la evidencia preclínica que demuestra que las células madre neurales humanas podrían ofrecer un método seguro, eficaz y sencillo para el tratamiento de AMD y otras enfermedades de la retina . "

En otras palabras, teniendo el cerebro de una persona e inyectandolo en otra puede ayudar realmente a la segunda para ver mejor. Por supuesto, los efectos secundarios de la persona obligada a donar el cerebro son horribles, pero hay dinero de por medio.

Como Scott Fischbach, director de Ciudadanos Preocupados por Minnesota señala, la vida de los bebés que son sacrificados para este fin es de 10 a 20 semanas de edad. Esto significa que "el desarrollo de los seres humanos en el vientre materno son tratados simplemente como materia prima para la experimentación en laboratorio por StemCells Inc. y otras compañías que buscan obtener beneficios económicos de los niños no nacidos abortados."

¿Es este el "progreso" que nos imaginamos desde la investigación médica políticamente correcta que implica a los bebés antes de nacer, lo que, además de ser poco ético, no se ha traducido en las prometidas "curas milagrosas?"

NINGÚN CRISTIANO PUEDE ESTAR A FAVOR DEL ABORTO. Hoy sucede esto en los países desarrollados ¿Cuánto piensa que demorará en llegar al tercer mundo una vez que el aborto sea aprobado?

Hoy te dicen que hay que legalizar el aborto, para terminar con el negocio de los médicos que realizan abortos de forma clandestina. Ese no es el camino