lunes, 3 de febrero de 2014

Los científicos gays crean su propia raza de perros

Esta nueva monstrusa creación de los científicos que una vez más aplicaron la I.G. (ingeniería gay) sobre un animal doméstico a fin de satisfacer su necesidad casi enfermiza de hacerse notar frente al mundo.

Esta raza de perro tiene una marca de pene en el lomo para que al caminar junto a su amo el resto de las personas sepamos que son propiedad de un homogay.

A continuación se muestra una imagen que demuestra esta nueva moda de la homosexualidad que se ha visto por el momento solo en Estados Unidos pero que no demorará en invadir, como plaga, el resto de los países.

Tenga la certeza que un futuro no muy lejano los gays importarán sus hijos de Cuba con marcas similares.



3 comentarios:

A.V.E dijo...

Ingeniería Gay? Necesidad enfermiza de hacerse notar? Espero que mi comentario sea publicado, pues no tendrá nada de "blasfemias" o "felonías"; pero en mi opinión, nada de esto tiene que ver con la religión que usted profesa. Estamos en tiempos en los cuales la ciencia ejerce tanta influencia como la religión. Y no creo que una de esas manchas haya sido "creada" por "científicos gays" (que al fin y al cabo son creaciones de Dios); o que haya sido creada siquiera. Un blog que predica la palabra de Dios debería enseñar más sobre el amor hacia el prójimo y menos críticas sin sentido.

Iluminado dijo...

Yo he visto ya varios perros de esos homogays por mi ciudad, esto ya es preocupante.

Laddy Patiño dijo...

De verdad que los que pertenecen a esa iglesia de la nueva era, si tienen la mente enferma y son enfermos sexuales. Yo he visto frutas con forma de pene y no por eso me invento lo de los "científicos gay". Y a estos pastores enfermos que les cuelga un pene, pues también son obra de "algún científico gay". Cojan oficio y respeten a los animales no humanos, recordando que todos somos animales humanos y debemos respetar a nuestra especie y a las demás especies. AMÉN AMÉN AMÉN

Despacito de Luis Fonsi esta cargada de mensajes satánicos y subliminales

Desde la tentación de Cristo en el desierto, el Demonio siempre ofreció a quienes lo adoren fama y poder. El Señor rechazó estos regalos, ...