lunes, 11 de mayo de 2015

Mitos y Leyendas: La Ley de la Gravedad





Hoy quiero compartir con ustedes algo que me tiene preocupado hace tiempo. He escuchado a mucha gente hablar de una nueva teoría, la llaman "ley de la gravedad".

Confieso que yo no sabía nada sobre el tema cuándo me lo comentaron, así que fui a buscar información. Investigué meticulosamente la Biblia y no encontré nada al respecto.

Esto ya me dio un fuerte indicio de que la susodicha ley no era cosa de Dios, pero aún así fui más profundo en mi investigación y busque en libros teológicos variados. Para mi sorpresa, y no tan sorpresa, no encontré nada.

Mi último recurso era Internet, lo que encontré me dejó perplejo.

No lo va a creer: La leyenda cuenta que un niño estaba sentado bajo un manzano (fruta prohibida que Eva dio a Adán y nos condenó a todos) y vio una manzana caer, en ese momento llegó a la conclusión de que la manzana fue atraída a la tierra "por una fuerza invisible" y llamo a esto Ley de la gravedad ". 

Si mal no recuerdo el nombre del niño era Carl Marx.

Queridos hermanos, debo confesar que en un primer momento me reí muchísimo, pero luego me preocupé. ¿Cómo puede una persona ser tan tonta para dejarse engañar por un comunista y ateo satanista? 


Para que usted entienda por que es falsa esta nueva moda de la "Ley de Gravedad":

- En primer lugar Jesús nunca dijo nada en la Biblia sobre esto, así que no es una ley.

- Lo que realmente ocurre es que el Diablo intenta en todo momento atraer cosas al infierno, por eso es que las cosas caen al suelo. (El infierno está en el centro de la Tierra).

- Los astronautas que viven en el cielo no sufren de la "ley de la gravedad", ¿por qué? Porque están más cerca de Dios.


Queridos hermanos no crean en todo lo que leen en Internet. Recomiendo enfáticamente leer nuestro blog y otros sitios evangélicos.

6 comentarios:

Temas Random dijo...

Carl Marx??? Era Isaac Newton. Y si la gravedad no existe, ¿qué hace que las frutas se caigan del árbol? ¿Por qué no podemos volar? Y por favor quiero que te des cuenta que burlándote de esa manera no parecés un seguidor de Dios, parecés un irrespetuoso

lfc cross dijo...

Caramba de donde sacan estos articulos.

jose ruiz fernandez dijo...

claro por eso los pajaros vuelan y no se empotran contra el suelo no?

Mari Lemus dijo...

En primer lugar la ciencia y la religión tienen el mismo objetivo que es la busqueda de orden y sentido en el mundo, la ciencia se ocupa de descubrir y registrar los fenómenos naturales mientras que la religión busca la fuente, el objetivo y el significado en un sentido mas espiritual que fisico.

En segundo lugar la ley de la gravedad establece que"la fuerza de atracción que experimentan dos cuerpos dotados de masa es directamente proporcional al producto de sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que los separa" por lo tanto no tiene nada que ver con que el diablo intenta atraer las cosas al infierno.

En tercer lugar Karl Marx fue un pensador socialista y activista que no tiene nada que ver con la física que es la ciencia que entre otras muchas cosas estudia la gravedad.

Y por ultimo aquel mito de que Newton descubrio la gravedad gracias a la caida de una manzana de desmentido hace relativamente poco. A Newton le costo años de investigación y estudios basados en los conocimientos de Galileo, Copernico y Kepler llegar a comprender el verdadero significado de gravedad y todo lo que esta conlleva.

Me gustaria escribir mucho mas sobre este tema pero el comentario ya es en si bastante largo por lo que solo puedeo decir gracias por leer y por cualquer cosa adjunto mi correo. mari.lemusc2909@gmail.com

Miguel Angel Arteaga dijo...

Épico

Bubbles dijo...

Jajajaja!!! Qué sería de este mundo sin el sentido del humor!!! (Nota del conentarista: espero que este comentario pase la santa moderación...digo yo que Dios se reiría de vez en cuando, no? entre milagro y milagro...)

Despacito de Luis Fonsi esta cargada de mensajes satánicos y subliminales

Desde la tentación de Cristo en el desierto, el Demonio siempre ofreció a quienes lo adoren fama y poder. El Señor rechazó estos regalos, ...