jueves, 30 de octubre de 2014

Halloween, una fiesta para satanistas y violadores

Cada noche del 31 de octubre se celebra en casi todo el mundo la llamada fiesta de Halloween. Ya años anteriores hemos mencionado algunos peligros de celebrar esta fiesta pagana, pero quisiera que nos preguntemos, ¿sabemos qué significa Halloween? ¿Sabemos lo que ocurre en esa fecha?

Esta festividad parece ser un juego de niños, inofensivo. ¿Lo es en realidad? ¿Dejarías a tu niño salir solo esa noche? ¿Le permitirías comer los caramelos y golosinas que le diera un extraño? Hermano, no nos engañemos, Halloween no es una fiesta tan inofensiva. 
Los violadores esperan en la oscuridad simulando regalar golosinas y aprovechando la oportunidad de esconder su rostro sin llamar la atención
ORIGEN

El origen de Halloween se remonta a un festival religioso de origen pagano donde se alababa a satanas, celebrado por los infames Celtas antes del Cristianismo. En sus absurdas creencias, ellos pensaban que en la noche del 31 de Octubre el "Dios" Samhain (satanas en arameo antiguo) liberaba a los espíritus de los muertos, haciendo que fueran de casa en casa a visitar a los parientes. Si éstos no les presentaban ofrendas (caramelos baratos), eran hechizados y castigados por los espíritus. 
Más tarde, los sacerdotes de este dios eran los que recogían las ofrendas y si eran satisfactorias, les dejaban una luz, o linterna en la puerta que llamaban la "Jack-o-Lantern". Durante estas fiestas sacrificaban muchas personas al dios Celta por medio del fuego, y de acuerdo a la forma en que resultaban quemadas, pronosticaban la buena... o la mala suerte.

Con la llegada del Cristianismo, todas estas fiestas paganas de muerte y destrucción fueron abolidas. Los primeros cristianos y la misma Iglesia, hicieron frente a estas celebraciones, aunque lamentablemente subsistieron en las montañas del norte de Escocia.

Desde el siglo VII, el Papa Bonifacio IV trasladó la fiesta de todos los santos para el primero de Noviembre, con la idea de cristianizar aquella tradición y darle un sentido de luz a aquella fiesta satánica. En este día se celebran a todos aquellos, que desde los primeros días del Cristianismo dieron su vida por proclamar que JESÚS es el SEÑOR y no ningún otro. Este es un día para meditar en que nosotros no somos diferentes de aquellos, y tenemos la obligación de proclamar el SEÑORÍO de JESÚS sobre toda la creación.

Pero con la llegada de los emigrantes ingleses descendientes de los Celtas a los Estados Unidos, a comienzos del Siglo XV, se introdujeron esas costumbres paganas en este país, y fueron duramente reprimidas por los primeros padres de la nación. No fue sino hasta el siglo pasado, cuando ciertos comerciantes de la ciudad de Nueva York idearon reavivar la antigua tradición pagana, con el fin de incrementar sus ventas en esta época del año sin pensar en las terribles consecuencias que esto podría tener.

No es sorpresa que los gatos estén muy vinculados a esta fiesta satánica
SIGNIFICADO ACTUAL

Esta festividad ha estado ligada desde sus albores en la Edad Media, con la brujería y el satanismo. Actualmente confrontamos en este país una intensa actividad satánica, con templos y con sacerdotes que se presentan en espectáculos nacionales y en cadenas de televisión (por ejemplo Juana Clara en VTV), los cuales son amparados por la temida "libertad de culto" de nuestra constitución, y llevan toda una secuela de asesinatos y rituales que hemos visto con horror en los noticieros.

Halloween no es una fiesta inocente. El año pasado una cadena nacional de EE.UU. dio la noticia, de que estaba prohibido adoptar gatos negros durante el mes de octubre en los albergues de animales, debido al alto porcentaje de reclamaciones para presuntos sacrificios durante este mes.

Los símbolos de Halloween son símbolos de muerte y de horror. El ambiente que rodea esta fiesta es de temor. Este día grandes contingentes de policías tienen que patrullar las calles, mientras escuchamos las restantes semanas noticias de terribles dramas ocurridos este día. No olvidemos que es el día preferido de los violadores para hacer sus fechorias al amaparo de la oscuridad, ofreciendo golosinas a los niños que no temen aceptarlas.

Las iglesias satánicas celebran grandes cultos de sacrificios ese día, ya que es la fiesta más grande e importante de todo el año para ellos, incluso por detrás de la de Iemanja. Inclusive por televisión y radio, conocidos "astrólogos" hablan de la fecha. 
Umbandistas bajan a la playas para hacer sus ritos de sangre

Hermanos, esto no es de DIOS. El mismo nombre original del día ha cambiado de "All Hallows Eve" (Víspera de todos los Santos) a "Halloween", un nombre de terror. 
En las esculeas públicas, supuestamente laicas, donde no se permite orar ni darle sentido cristiano a la Navidad, que es una fiesta verdaderamente Cristiana de amor, sí se celebra Halloween con gran publicidad y entusiasmo. ¿No te hace esto pensar?
 
Escuchemos la voz del profeta guiado por DIOS: "No adoptes las malas costumbres de la tierra donde llegues." En 2 Reyes 17,15 dice: "Fueron tras dioses vanos y se volvieron vanos ellos mismos."

Es cierto que hay excusas. Siempre hay excusas. "A los niños le gusta pero ellos no entienden." Es nuestra obligación delante de DIOS, como cristianos, enseñar a nuestros hijos desde temprano a no participar de la maldición y la maldad y a no comprometer la Palabra de DIOS.

No hay comentarios:

Divertirse es un pecado. La ciencia lo confirma.

La ciencia lo confirma: la diversión es una forma de anestesia auto administrada, ya que permite a una persona generar endorfinas en...