lunes, 7 de julio de 2014

La marihuana tiene la culpa de que Suarez mordiera un italiano en la copa del mundo






Cuando Uruguay legalizó la marihuana justo antes del mundial de Brasil 2014, el mundo entero contuvo la respiración ya que se sospechaba que nuestros jugadores podrían llegar a sacar ventaja deportiva gracias a esta sustancia. Hoy en día, podemos ver los efectos que la marihuana ha provocado en Suarez, quien enloquecido y fuera de sí, se lanzó a morder la yugular de un jugador italiano durante la Copa del Mundo.

Cualquier médico puede indicarle una simple verdad: la mala hierba es una droga destructiva que causa tendencia psicópata y le da al usuario la propensión por cometer delitos violentos. El mundo entero tuvo una muestra de esta verdad en el partido de fútbol de la Copa Del Mundo que enfrentó el equipo de la República "Marihuana Legal" del Uruguay frente a los italianos que por definición son cristianos



Poco tiempo luego de comenzado el partido, el estilo suelto, ágil y desenfadado de los uruguayos hicieron evidente que todo el equipo estaba bajo los efectos de del "pucho loco". Sus pases eran, como de costumbre, descuidados y sus camisetas estaban arrugadas y manchadas de comida. Sus ojos estaban vidriosos y teñidos de un color rojo, como el de un toro furioso. Y luego, para completar el panorama, estaba Luis Suárez.

Antes de continuar, quisiera ponerlos en antecedentes. Suárez en realidad fue noticia hace un año, después de morder un jugador llamado Branislav Ivanovic del Chelsea en la liga inglesa. Él hizo esto después de que su país de origen habilitara el consumo de marihuana por ley.

Algunos defensores de la marihuana trataron de argumentar que la conducta violenta de Suárez fue una desafortunada coincidencia y no un producto de la mala hierba. Bueno, ahora vamos a ver lo que sucedio tiempo después cuando llegó a la concentración con todos sus amigos de Uruguay y en secreto fumaron marihuana en los callejones linderos al hotel de Nathal.



Como un leon enfurecido al acecho, un delirante Luis Suarez aplica la violenta mordedura de la muerte en el cuello del italiano Georgio Chiellini.

El hecho de que Suárez apeteciera un bocado de carne humana no es de extrañar en esta situación. La marihuana estimula el centro de placer que genera dopamina en el cerebro. Esto hace que la persona encuentre deseables las cosas relacionadas con ese deseo: el hambre, la lujuria, la pasión, el sudor.

El apetito de Suárez se hizo más y más grande conforme el partido avanzaba, los gruñidos profundos y los pantalones ajustados de sus oponentes, sus olores espeluznantes hicieron que 90 minutos fueran simplemente demasiado. Al igual que un vampiro sediento en una noche veraniega, no pudo resistir la tentación de tomar un bocado del cuerpo rollizo más cercano. Y esa es la razón por la que la marihuana le hizo morder apasionadamente Georgio Chielleni. 




 

Él estaba experimentando el  peor efecto de la marihuana. Aunque todos sabemos que una persona que consumió esta hierba deseara inmediatamente degustar algo dulce, como un alfajor, Suarez no pudo resistirse a probar un mordisco de un exótico futbolista italiano sudoroso con su carne suave y tierna por el  agotamiento. 

La marihuana seguro puede convertir al fútbol en algo primal y mortal. Tal vez los hinchas quieren ver más carnicería en los partidos, ¿quién sabe? Pero el resultado final es que hasta que podamos asegurar a todos los países penalizen el consumo de marihuana, más atletas de clase mundial van a ser víctimas de ataques mordaces como el que vimos aquí.

¿Quién tendrá la suficiente valentía para enfrentar a los uruguayos ahora? Recordemos que los Juegos Olímpicos no están muy lejos.