¿Es tu marido un gay agnóstico? Te doy 5 pistas que lo confirman.

Para comenzar deberíamos dejar en claro a que nos referimos con un gay agnóstico. Estos se caracterizan a menudo como personas indecisas o endebles que se niegan a definir dentro de su propia mente sobre su homosexualidad. Pero lo que muchas personas no se dan cuenta es que hay mucho más en la homosexualidad agnóstica que la frustrante confusión e indecisión.

Relacionarse con un gay agnóstico no te mantiene a salvo de la homosexualidad. Muchas mujeres conviven con maridos gays sin saberlo a pesar de que son fáciles de identificar, viven metiendo innecesariamente sus remeras por dentro de sus jeans localizados para mostrar solapadamente sus bien esculpidas nalgas a los posibles pretendientes masculinos.

Muchos hombres están luchando activamente contra su homosexualidad, luchando contra la creciente y menguante necesidad de buscar testosterona en el lomos de otro hombre. Cuando las esposas cierran sus ojos en la noche, confortadas por las manos fuertes de su hombre y los pensamientos que la llenan de orgullo sobre sus tres hijos ni siquiera sospechan los números que arroja la última estadística: por cada 100 hombres, 48 ​​son secretamente gays o gays agnósticos.

El dilema está en que a diferencia del marido gay, el agnóstico es más difícil de identificar. Dilucidar esta cuestión es acuciante y es algo que toda mujer debe plantearse en esta nueva era. Como ya hablamos en otro artículo todo hombre tiene un cierto grado de homosexualidad latente, pero los nuevos y siniestros experimentos gubernamentales ambientales y quizás incluso sociológicos están conspirando para cambiar la conducta típica de un hombre por impulsos homosexuales.

Mientras que muchas mujeres pueden afirmar sentirse seguras ya que su marido profesa devoción a su matrimonio, tenga cuidado, no piense que usted es irreemplazable. Los gays agnósticos pueden caer fácilmente en una relación homosexual, en la lucha por equilibrar su yin heterosexual y su yang homosexual. Es una batalla en blanco y negro que deja su verdadera naturaleza oculta bajo el velo de la vergüenza y el secreto.

Su amor por los músculos pectorales bien esculpidos de su pareja gay podría hacer que traicione su otra opción, la almohadilla suave, flexible de las mamas de una mujer rolliza. Nuestra Universidad de la Nueva Era realizó un estudio en base a entrevistas anónimas a personas de los barrios con mayor proporción de hombres gays de Uruguay y Argentina. En base a estos datos se ha compilado una guía para la comprensión de este nuevo concepto de agnóstico que espero sirva para arrojar luz sobre la pregunta, ¿Es mi marido un gay agnóstico?


1.- Él dice ser recto, pero cocina como todo un gay.

D´Ambrosio, un cocinero que se ve masculino
pero presta demasiada atención a la
presentación de los platos. ¿Agnóstico?
Muchos hombres que lucha secretamente contra la homosexualidad tratan de ocultar sus impulsos cochinos detrás de una barba desprolija y parda, incluso algunos pueden parecer bravucones musculosos. No permita que las apariencias le engañen: la homosexualidad puede revelarse en cómo un hombre prepara una comida para los huéspedes. 

Es sabido que un hombre real ni siquiera debería cocinar, pero la situación económica actual (gracias gobierno progresista) hace que muchas veces esto sea una obligación más que una elección. 

El chef televisivo Gonzalo D´Ambrosio es por excelencia un claro ejemplo de este tipo de rasgo, si encuentra que su marido se pone inquieto durante las comidas, preocupándose por las minucias de la cocina y la presentación de los platos, en realidad él está luchando internamente contra la homosexualidad y necesita apoyo, porque esta perdiendo la batalla.



2.- No tiene barítonos convincentes al cantar alabanzas en la iglesia

Cielo, el cantante cartonero. Una voz sospechosa.

Algunos hombres, naturalmente, hablan con una voz chirriona como la que usaría para hablar con un bebé. Pero en lugar de usar esos tonos exclusivamente para preguntar inocentemente al bebé, "¿dónde está papá?" un marido confundido sobre su sexualidad traerá esa voz de tonos altos a la vida de cada día.

"Hola cariño!" probablemente exclamara en un tono cantarín, sobre una base regular. En realidad, su marido ni siquiera se da cuenta de que está deseando la homosexualidad tan profundamente, que está poniendo su voz en tonos femeninos como un signo de disponibilidad para un macho alfa dominante.



3.- "Accidentalmente" olvida sus 'juguetes para el placer" en el lavabo del baño cuando su familia conservadora los está visitando

Esto no es casual, en realidad es un grito reprimido por ayuda.


4.- Lo entusiasma demasiado la restauración de antiguos artículos decorativos para el hogar que compra en ventas de garaje o ferias vecinales.


5.- Se pone una mano por debajo los pantalones cuando está viendo televisión.

Esta es una señal clásica de homosexualidad. Usted ve a su esposo cautivado con con cualquier programa de televisión, incluso deportivo y observa que inevitablemente desliza una mano por dentro de los pantalones o de los boxers casi sin darse cuenta, simplemente dejando que torpemente descanse allí sin movimiento.

No hay necesidad de mediar palabras si ve esto. Simplemente significa que su hombre desea inconscientemente la mano de otro hombre bajo sus pantalones y hay que actuar en consecuencia.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Desenmascarando a DragonBall ¿Satanismo en tu propio hogar?

La Prueba Definitiva de que los Gatos No Son Creación de Dios

¿Es Mi Hija Una Lesbiana?